<$BlogRSDURL$>

martes, julio 06, 2004

 

Nodrizas (2/2)

Subieron a sus vehículos y salieron de la ciudad. Por el camino se les iban uniendo otros camiones y furgones que llevaban la misma carga y que iban rumbo a ciertos aeródromos prefijados.

El trayecto fue largo, las primeras luces del día no tardarían en asomarse perezosas por el Este. Pero para ese entonces todos los niños estarían en el aire camino de algún sitio que ni Noah ni Ethán conocían.

A las cinco y veintiocho de la madrugada la radio volvió a sonar:

- Atención Nodrizas. Misión terminada, toda la carga está en el aire. Disuelvan sus equipos hasta nueva notificación. Corto.
- Bueno chicos -Noah se dirigía a sus hombres- ya habéis oído. Que cada uno suba al camión que vaya o que pase más cerca de su pueblo o ciudad. Buen trabajo.
- Bueno. Hasta pronto, Noah.
- O no, Ethán -dijo sonriendo-.
- No puedo dejar de pensar en mañana, cuando se despierten todos esos padres y no encuentren a sus hijos.
- Pues quizá así, cuando mañana despierten, despierten de una vez.
- Ojalá así sea. Adiós.
- Shalom, Ethán.

Cada uno se encaminó hacia un transporte distinto. Estarían en casa antes de que todos los demás despertaran y comenzaran a preguntarse qué había pasado.

Esa misma tarde todas las agencias de noticias del mundo hervían en actividad. Repetían una y otra vez el comunicado que les llegaba desde Jerusalem:

Ayer, todos los niños judios y palestinos de hasta cinco años de edad, fueron salvados de la barbarie de sus mayores por nosotros, el Grupo Amanecer del Olivo.

Todo el país sucumbió ante nuestro poder, demostrando que todas vuestras armas y vuestro odio no vale nada ante nosotros; el poder del abrazo, el poder de la paz, el poder del que no se siente ni judío ni palestino, sino hombre.

Jamás sabréis cuantos somos, pues estamos entre vosotros en todos los sectores de la sociedad, política, deporte, ejército, podríamos ser alguien de vuestra propia familia.

Sólo existe un camino para que podáis recuperar a vuestros hijos y nietos, y es el camino que nosotros marcaremos a partir de ahora. La primera medida es la disolución de los ejercitos judío y palestino, que entregarán todas sus armas para ser destruídas. El lugar y el modo de hacerlo será notificado a los respectivos gobiernos que se pondrán a partir de ahora mismo bajo nuestro mando.

Si algunos piensan que pueden deternos, si creen que esto no es más que una locura de algún grupo terrorista o que somos unos tarados nacionalistas, son libres de hacerlo. Pero sólo tendrán veinticuatro horas para pensarlo, puesto que si no se aceptan nuestras condiciones, arrasaremos Israel y Palestina. Fuimos capaces de hacerles dormir por unas horas y somos capaces de hacerles dormir para siempre. Y serán sus hijos y sus nietos, libres de sus prejuicios y religiones, los que hereden una tierra que no tendrá bandera ni himno, y en la que ellos y sus descendientes serán por siempre libres.

Ustedes deciden.



Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.