<$BlogRSDURL$>

domingo, octubre 17, 2004

 

Midas

Qué se te pasará por la cabeza. Me gustaría saberlo. Qué se te pasará por la cabeza cuando escupes veneno, cuando mientes, cuando engañas. Cuando te escudas detrás de los inocentes, de los indefensos, de los débiles...

Me gustaría saber qué se te pasó por la cabeza cuando empuñaste el cuchillo, el que poco antes te había servido para pelar y cortar unas patatas, y amenazaste con herirte primero y con herirnos después. ¿De veras pensabas utilizarlo? No, estoy convencido de que no. Sólo era parte del papel que representas desde hace tiempo. Como aquel actor que murió convencido de ser un vampiro, tú vives en tu mundo de mentiras y persecuciones.

Eres una especie de Reina Midas de la miseria: todo lo que tocas lo conviertes en mierda. Eres una plaga bíblica, eres lepra en piel de niño, eres aire viciado, eres hedor y podredumbre.

Hace días te escribí algo y, pensé que quizá hubiera sido demasiado duro. Pero no. Si algo fui, es magnánimo. Pero el odio que hoy exudabas por cada centímetro de tu ser me ha hecho reconsiderar mi postura. Así que, además de reafirmarme en cada una de las palabras del otro día, añadiré algo más. Ojalá tu vida sea larga, muy muy larga. Ojalá sientas como tu espalda se encorva y tus huesos se conviertan en cristal. Y tus ojos se nublen. Y tu oido no responda.

Pero que vivas muchos años... Sola.


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.