<$BlogRSDURL$>

viernes, febrero 25, 2005

 

Escala de grises

No hay gota ganadora que impacte contra el pavimento poniendo fin a la incertidumbre de cuándo empezará a llover. El suelo no se oscurece punto a punto ni los cristales de las ventanas se deshacen en lágrimas.

Pero de repente todo para él es gris. Gris el cielo, gris el suelo, grises los edificios, grises las caras, grises sus pasos, grises los sueños, grises sus manos frías, grises las calles, grises sus ojos, grises las risas, grises sus palabras... Día de lluvia sin lluvia.

Con paso cansado, cabizbajo y con los hombros caídos, como si cargase con todas sus derrotas, baja lentamente los peldaños de la escalera.
Una bocanada de aire gris lo sacude. Las puertas del metro se abren, entra en el vagón y las puertas se cierran. Cuando el tren se pone en marcha, agarrado a la barra cierra los ojos y piensa en el momento de llegar a su casa, darse una ducha y meterse en la cama, para así terminar con ese día de lluvia seca.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.