<$BlogRSDURL$>

viernes, marzo 11, 2005

 



Había huelga de profesores, así que no madrugué y me quedé en la cama. El móvil empezó a sonar. Un mensaje tras otro: "¿Estás bien?". En la televisión, hierros retorcidos, llanto, sangre y dolor.

Al día siguiente cogí el tren. Gente cabizbaja y en silencio. Miedo y lágrimas en los ojos.

Un año después, las mismas traviesas, los mismos raíles, el mismo bullicio, las mismas paradas, los mismos andenes, el mismo trayecto... Y sin embargo nada es igual.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.